4 enseñanzas que quedaron obsoletas

La moda es como un carrusel fantástico que sube, baja, se da vueltas en 180 grados, se va por el camino contrario y vuelve siempre al mismo lugar de antes. Por eso, hay ciertas cosas, consejos, que nos enseñaron nuestras abuelas y nuestras mamás para no que desentonáramos a la hora de vestir. Pero estuve pensando y me di cuenta que algunas de ellas quedaron obsoletas y que seguirlas ahora es casi de mal gusto. Pasemos a ver:

1) Los zapatos y la cartera deben ser del mismo color

La vieja enseñanza, que se ha seguido por décadas. Pero ahora que todo está permitido, no combinar los zapatos y cartera no se considera tan terrible. Incluso, bien logrado puede quedar un resultado muy atractivo.

2) No juntes POR NINGÚN MOTIVO el rojo con el rosado, el naranjo con el rojo, el azul con el negro, etc.

Dos palabras: color block. Con esto se dejó atrás la locura por vestir colores fuertes y negro. ¿Los colores no pegan? No importa! Rosado, rojo, amarillo, verde, azul, naranjo, etc. Mientras más colores ocupes, más fashionista eres (hasta cierto punto).

3) Si usas un estampado, combínalo con colores neutrales.

Desde no hace mucho que esta regla fundamental quedó en el pasado. Esta temporada se llevan los estampados y no uno en el outift, sino dos. Pero cuidado que esta tendencia es sólo para las más arriesgadas porque tiene dos opciones: o acertas y te ves maravillosa, o te equivocas y te apuntan en la calle por loca. Una buena combinación de estampados requiere muuuuucho esfuerzo.

4) El sostén y la ropa interior NO se muestra

Tal vez esta no fue una enseñanza explícita, pero creo que implícitamente todas aprendimos esto. Y debe ser por lo mismo que las blusas de hoy son cada vez más transparentes, dejando ver la ropa interior. Requiere personalidad para usarlo pero es un must para las fashionistas.

Y ustedes, recibieron alguna enseñanza que haya quedado obsoleta?

5 pensamientos en “4 enseñanzas que quedaron obsoletas

  1. Estoy obsoleta, hoy día ocupe mis botines del mismo color que mi cartera… :)
    El problema está creo que en la falta creatividad y ganas de atreverse!

Los comentarios están cerrados.