Desfile de Ricardo Ramos otoño-invierno 2012

El jueves pasado asistí al desfile del diseñador español-colombiano Ricardo Ramos, quien celebraba la Semana de la Moda de Berlín en un evento abierto al público. Fui sin saber a lo que iba y me encontré con una sorpresa.

El lugar citado era un cine. Entramos todos y nos sentamos en las butacas a esperar que empezara el desfile. De repente, se abren las cortinas y queda el escenario al descubierto, parece más teatro que desfile (un sillón, una mesa de centro y sobre ella, una lámpara). Se asoma una mujer con un vestido de satén morado, corset y tocado en el pelo y comienza a cantar seductoramente en un idioma que parece ser ruso. Y salen las modelos de una escalera en la esquina de la plataforma, y se pasean por el escenario, se sientan en el sillón, caminan y se van.

* Las fotos son de Margarita Gómez

La colección estaba inspirada en los años 20 y desempolvaba la femeninidad, los vestidos de seda y satén, los corsets, los tocados, la coquetería y el carácter. Yo lo encontré muy interesante. Lo que más me gustó fue la puesta en escena, porque de esto se trataba en realidad, de la unión de la moda y el teatro.

Tal vez no era tan original, ni las terminaciones estaban tan bien hechas, pero se aprecia la intención de querer mostrar algo más que sólo ropa.
Y después del desfile, mostraron una película mexicana del año uno, la primera película con sonido hecha en ese país. Muy inspirador.